La vida de Jordi: “El croquetín”

Hace unas semanas mis papás estaban viendo “el chriringuito de Pepe”, y en ese capítulo querían batir el record mundial de la croqueta más grande. No se les ocurrió otra cosa que llamarle “El Croquetón”.

A hacer la croqueta también se le llama, tengo entendido, a cuando te revuelcas por algún sitio imitando a como si estuvieses rebozándote en alguna sustancia.

Todo esto viene a que, por fin, casi consigo darme la vuelta boca abajo, para intentar gatear.

Todo pasó hace poco cuando mi mamá me estaba cambiando el pañal en la cama. Hay veces que no tengo el día bueno y suelo estar algo transtornadito. Lloro mucho, no paro de moverme, etc. Ese día estaba inquieto, y en el momento de cambiarme el pañal, se me ocurre arquear el cuerpo, me pongo de lado y en unos segundos ya estaba boca abajo. Dios mio que imagen tan lamentable. Imaginadme boca abajo con un brazo debajo de la barriga, el otro estirado, y moviendo las piernas a lo loco. Lo peor de todo esto es que mi mamá en lugar de ponerme boca arriba de nuevo, no se le ocurre otra cosa que empezar a vocear a mi papá para que viniese a ver el “gran logro” que había conseguido.

Llega mi papá, y al igual que mi madre, no me pone boca arriba. Al so melón no se le ocurre otra cosa que decir: “que mono. Voy a buscar la cámara y le sacamos una foto”. Mi enfado iba aumentando por momentos, ya que el brazo que tenía debajo de la barriga se me estaba empezando a dormir y me hacía cosquillas. Menos mal que fué rápido y una vez habían flipado y me habian sacado la foto, me pusieron boca arriba.

Al fin pude descansar y mi papá se me acercó, y como si pensara que le iba a entender me dijo: “Jordi cuando quieras darte la vuelta, tienes que estirar el brazo y rodar en el sentido del brazo que has estirado”. Yo, como comprenderéis, no entendí nada, pero aún así, tontín de mí lo quise volver a intentar, fracasando estrepitosamente. Se me volvió a quedar el brazo debajo de la barriga.

Fué un fracaso total, y lo que conseguí fué rodar cual croquetita rebozada, de ahí el nombre de la entrada de hoy. Con todo y eso me quedo con la satisfacción de mis papás que ven que, aunque no me sale bien el darme la vuelta, todos los días lo sigo intentando.

Bueno, si queréis preguntarme alguna cosa, ya sabéis donde encontrarme. Besotes para ellas y abrazacos de osito para ellos (ya os los daré de oso más adelante).

Baby-Movement

Anuncios

1 thought on “La vida de Jordi: “El croquetín””

  1. Jejejejeje es que me parto contigo Jordi eres un crack ya se que es muy pronto para que entiendas lo que es pero ya lo sabras ya…tu sigue intentandolo y veras como como en cualquier momento te saldra perfecta esa croqueta y cuando ocurra veras tu que fiestuki se va a montar pero tienes que entender que eso es normal.Bueno espero mas noticias tuyas y sobre todo tan divertidas como estas.Un besote grandote para mami y un abrazote de oso para Papa y de osito para ti de parte de Pili y mio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s