La vida de Jordi: “Los 6 meses están a la vuelta de la esquina”.

Hola peña. ¿Qué tal estáis?. Espero que bien. Ya se que algun@s de vosotr@s estáis impacientes por saber de mi, pero tranquilos, que poco a poco irán saliendo las cositas. Mi papá, que es el que me ayuda en esto, lleva unos días algo raro, como triste. Espero que se le pase pronto. De momento aquí está para ayudarme en la entrada de hoy.

Como veréis en el título, dentro de un par de semanas, tendré ya 6 meses. ¿Y eso que significa?. Jejejejejeje. Por fin voy a poder comer algo que no sea leche. Ya estoy empezando a cansarme de ver como mis papás se llevan a la boca toda clase de ricos alimentos como paella, pollo, pescado. Cuando los veo, no se porque, empiezo a babear. ¿Será por eso que dicen de que la boca se te hace agua?.

El otro día mi papá estaba comiéndose una manzana y yo estaba en el regazo de mamá. Pues bien, como todavía no se hablar, me quedaba mirándolo fijamente como se llevaba a la boca esos jugosos trozos de manzana (solo de pensarlo se me vuelve a hacer la boca agua, cachis la mar), y pensé: “voy a seguir mirándolo y empezaré a babear a ver que pasa”. No os lo creereis pero mi papá me miró y me acercó un trozo a la boca. Que emoción, por fin iba a poder probar algo que no era leche. Tenía la boca tan llena de baba, que no sabía que hacer, si cerrarla para que no me cayese o que me cayese y chupar ese trozo delicioso de fruta. Me decidí y pensé: “ahora que tengo la oportunidad……a por la manzanaaaaaa”. Le di dos chupetones que me supieron a gloria. Solo fueron dos, y me supieron a poco, pero se que de ahora en adelante serán más, asi que, a esperar toca.

También parece que están empezando a asomar dos cosas blancas en la boca, que me hacen babear aún más y que hacen que muerda todo lo que tenga a mi alcance. Según me ha parecido oir a mis papás, son los dientes que me están empezando a salir. Pero de esto y de mis pinchazos de los 6 meses ya os contaré próximamente.

De nuevo muchas gracias por estar ahí leyéndome y veo que las entradas van aumentando en número. Eso es buena señal. No tengo una vida aburrida y eso es muy bueno.

Como siempre repartiros besotes y abrazacos, pero esta vez quiero dar un superbesazo y un superabrazo de osito a mi papá para ver si cambia el chip y está alegre como siempre. Te quiero papi.

Por-que-es-tan-importante-que-el-bebe-coma-fruta_dos_elementos