La vida de Jordi: “Ay que se acaba el año”

Señoras y señores, ya apenas quedan unos días para despedir el año. Un año, que para mí ha sido genial. En este año he venido al mundo, he conocido a mis papás (que son la leche), y también he visto que hay mucha gente que sigue mis “cosillas”. Pasada la nochebuena y la navidad, ahora dicen mis padres que llega la fiesta de fin de año (que no se porque se llama fiesta, si ese día todo el mundo trabaja (claro está, el que lo tiene)), y se que están muy emocionados porque será la primera que pasarán conmigo. Bueno, la primera realmente no será esta. La primera sería la del 2013 aunque yo era del tamaño de un garbancito y estaba en la barriga de mamá.

Será mi primera noche en la que no me acostaré pronto, y en la que espero pasármelo “teta”, jejejeje. Estoy intrigado porque no se lo que se hace. Según he visto en la tele, dan unas campanadas, se comen unas uvas (que ricas), se brinda con cava o sidra y se baila hasta altas horas de la madrugada. Obviamente yo no voy a poder bailar, y si me tengo que comer doce uvas al ritmo que me las como, y en trocitos pequeños, aquí nos darán las uvas pero las de nochevieja del 2015. Lo que, a lo mejor tomo es champín. Una bebida parecida al champán pero que es para niños pequeños. Mi primita me lo ha contado, aunque yo pienso que si bebo algo será leche o agua, ya que soy muy pequeño.

En resumidas cuentas, que quienes se lo pasarán pipa serán mis papás. La verdad es que se lo merecen porque tal y como está la situación lo llevan bastante bien.

Bueno ya para terminar solo me queda desearos que tengáis un feliz y superbuen 2015, que todo os vaya sobre ruedas (a mi ya me va en el carrito), que tengáis trabajo todos y todas, y sobre todo que continuéis siguiendo mis aventurillas en este blog con la inestimable ayuda de mi papá.

Antes de terminar, quería mandar un besote muy fuerte a una amiga de mi papá del facebook, que lleva unos días triste, preocupada, y que sabiendo como es, no es normal que esté así. Adri me dijiste que te cambiabas esa foto de perfil a cambio de una entrada en mi blog, y como te dijo mi papá: “eso está hecho”. Espero que te haya gustado y que te haya sacado una sonrisa. Muchos besitos para ti y para tu familia, que ya verás como el año que viene será mejor que este. Como decía un tío que siempre estaba pensado en los bocatas de lomo de queso y vino caliente: “siempre positifo, nunca negatifo”.

Hasta el año que viene queridos/as lectores/as.

17715-4-tarjeta-online-de-un-bebe-en-ano-nuevo

Anuncios

La vida de Jordi: “Navidad con dientes”

Hola queridos/as amigos/as, como habréis podido deducir por el título de la entrada, me están saliendo los dos primeros dientes. He de reconocer que al principio estaba asustado por si en lugar de salirme los dos me salía uno solo y me parecía a un señor famoso por decir una palabra: “Cuñaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaao”. Por suerte no ha sido así. Me siento raro con esos dos dientes y por ello no paro de mover la mandíbula y emitir unos balbuceos que no se que narices significan, pero que mis papás, cuando los oyen, se les cae la baba.

Sigo con la alimentación complementaria, y durante estos días he comido patata, calabaza, calabacín, pollito, y judías verdes, o como las llaman por aquí, “bajoqueta”. La verdad es que todo está muy rico, aunque no lleve sal. Siempre como cuando comen mis papás, así los veo y como mejor. Lo que no saben ellos es que se me van los ojos detrás de lo que comen ellos. Pizza, arrocito, hervidos, carne a la plancha, ensaladas, mmmmmmmmm que bueno debe estar todo eso. Yo cuando como, para que no me resulte tan soso, me imagino que como lo que comen ellos, y así se me hace más llevadera la comida. Eso sí, he de reconocer que como la lechita de mamá nada de nada.

Otra cosa característica de este mes de Diciembre, y de la que me he dado cuenta enseguida ya que estoy en la edad del búho (me fijo mucho y hablo poco), es que cuando salimos a pasear hay muchas lucecitas por la calle, y también los escaparates tienen unos adornos y unas cosas muy característica de estas fechas. Incluso mis papás han puesto un árbol (de plástico), en casa con lucecitas y unas bolas plateadas, que me gustan mucho y que me quedo mirando como si estuviese hipnotizado durante largos ratos. Según cuentan mis papás, son fechas en las que reina el buen rollo, se ve a gente que hace tiempo que no se ve, y además es cuando nació un señor llamado Jesús, y que aparece en muchos escaparates. A mi me gusta, me parece bonito, pero parece que a mi papá no le gustan demasiado porque por ejemplo según me ha contado, su abuelita hace unos años que ya no está, y eso le entristece. Pero solo es en ciertos momentos, porque normalmente siempre está haciéndome payasadas (al igual que mamá) para que me ría, y eso me gusta mucho.

Ah también se me olvidaba. ¿Vosotros/as sabéis quién es un señor gordo vestido de rojo, con barba blanca muy larga, con botas negras, y un gorrito rojo que acaba con una bola peluda?¿Y tres señores muy altos que llevan corona y que uno de ellos es de color?. Si lo sabéis, decidmelo. De momento seguiré investigando, a ver si averiguo algo sobre quien son.

Espero que en estas fechas reine la alegría, el buen rollo, y todo sea felicidad, aunque creo que los sentimientos de ésta época deberían ser todo el año.

Sed felices y ya os iré contando. Besitos y abrazotes.

navidad-1280x960

La vida de Jordi: “Diciembre y 6 meses ya”

Y llegó Diciembre, y con el he cumplido 6 meses. He tardado un poco en escribir porque mi papá va liado con lo del inglés, y como tiene el examen dentro de poco, no ha podido ayudarme como él querría.

Bueno, el día 3 tuve la revisión del pediatra y todo fue muy bien. Tan solo lloré cuando me pincharon las vacunas y cuando me midieron. ¿A que veis raro que llore cuando me miden?¿No os molestaría que para mediros os estirasen como una goma?. A mi no me gusta nada de nada, por eso hago mucha mucha mucha fuerza encogiéndome y así fastidio un poco a la enfermera jejejeje.

Dejando esto de lado, este mes me han dado la mejor noticia que podían darme. ¿Sabéis cuál es?. Por fin voy a comer algo que no sea lecheeeeeeeeeeeeeee. Este mes empiezo con lo que llaman “alimentación complementaria”. No os creáis que ya voy a empezar a comer chuletones, bocadillos, paella, etc etc (que rabia). Voy a empezar a comer verduras hervidas con pollo, eso si, todo sin sal. Solo de pensarlo me pongo malo, pero también pienso que por algo se empieza. Según me han dicho mis papás, empezaré con patata, seguiré con calabaza, y más adelante veremos con que seguimos.

A partir de este mes, mi menú será el siguiente:

Desayuno: leche de tetita

Comida: leche de tetita y pollito hervido con patata

Merienda: pera o manzana asada o hervida

Cena: leche de tetita sin galleta (cagüen to)

Más adelante ya os contaré como va.

Otra cosa relevante que ha pasado en este mes ha sido que he dicho mi primera palabra. No penséis que ha sido “ajo” ni “agugú”, eso para mí está superado. Yo quería que fuese una palabra más chula, más sentida, más elaborada. ¿Sabéis cual es?. Como se que sois muy listos/as, imagino que sabréis cual es. Pues la palabra afortunada fue: MAMÁ.

Fue un momento muy emocionante porque justamente mi mamá me estaba mirando, y yo a ella. Tras unos segundos de aguantarnos la mirada, dije: “mamamamama”. Pensareis que eso no es decir mamá, pero pensad que tengo 6 meses y me cuesta. Cuando ya me tranquilicé, porque soy un manojito de nervios, lo dije solo una vez. Dije MAMÁ.  A ella se le enturbiaron los ojos y se le saltaron unas lágrimas al igual que mi papá, pero no os preocupéis porque fueron de la emoción. Ahora cuando me despierto es lo primero que digo. La llamo porque me gusta abrir los ojos y ver su cara de felicidad al verme.

Bueno pues, ya sabéis dos cosas más de mí. De la Navidad y de los dientes os hablaré en mi próxima entrada.

Una vez más gracias por estar ahí y por seguirme con interés. Besitos y abrazotes para todos/as. Os quiero.

bebe hablando