Mi primer día de cole

Por fin, que ganas tenía ya de que llegase el 13 de Septiembre. Hoy ha sido mi primer día en el cole. Tenía muchas ganas y mucha curiosidad por ver quién era Eva, mi profesora.

De camino al cole iba con papá y mamá, y con mi super bolsita de paw patrol en la que llevaba el almuerzo: unos grisines (me encantan).
Hemos llegado y hacia la puerta venía una chica rubia con los ojos azules, que papá y mamá me han dicho que era Eva. Parecía simpática y muy amable, y no estaba equivocado.

Me llamó por mi nombre y me quedé flipado. Sabía mi nombre, que guay. Enseguida me acerqué a ella, me dió dos besotes y yo se los devolví. Estaba super emocionado. Creo que lo estaba tanto porque no lloré nada. Dí un beso a papá y a mamá, cogí de la mano a Eva y junto a 4 compis más (que alguno si que lloró), nos fuimos a la clase. Allí estuvimos conociéndonos, diciendo nuestros nombres y jugando hasta la hora de almorzar, en la que entraron 10 compañeros más (los del lunes y el martes).

Yo jugaba a todo. Estábamos en una mesa que éramos 5 y en el centro de la misma……..tachán, teníamos a un dibujo de un componente de la paw patrol. Mi favorito es Chase (por si no lo sabíais), pero el que teníamos era Rubble (el favorito de papá). Esto me desanimó un poco pero como era uno de nuestros tres favoritos, me alegré. Estuve jugando con utensilios de cocina, e incluso le hice un café a la profe.

Lamentablemente llegaron las 12:30 (hora en la que venían a recogerme). Cuando llegan los papis, Eva nos va llamando para que salgamos. A mi me llamó dos veces porque estaba acabando de recoger y no quería que se quedase nada tirado por ahí.

Salí vi a papá y mamá, les abracé, les dí un beso, les dije os quiero mucho, y les pregunté ¿cuando volvemos?

Estoy escribiendo esto y hoy es mi tercer día, y cada día que pasa, me gusta más ir al cole, Esperemos que no se tuerza la cosa y siga así siempre.

Besitos para vuestros peques, y si queréis les contáis mi historia por si así se sienten aliviados y le toman gusto al ir al cole.

22cb4e050c8eb1d2b2a80a9deeda3252

 

Anuncios

Rabietas

Son las 7 a.m y es complicado escribir tecleando despacio para no hacer demasiado ruido y que se despierten papá y mamá. Es un momento en el que puedo escribir porque una vez despiertos, es prácticamente imposible.

Últimamente veo a los dos algo tristes, como si no supieran que hacer. La verdad es que ha habido días que he tenido rabietas porque no me ha gustado lo que había para comer, no quería ponerme la ropa que me elegía mamá, etc. Eran rabietas relativamente breves. Conseguían tranquilizarme dándome un abrazo y besitos.

Pero ahora, las rabietas a veces se alargan demasiado e incluso de tanto llorar y gritar, a veces parece que vaya a ahogarme. Dos de ellas por ejemplo fueron en la playa y en Mercadona.

La de Mercadona obligó a mamá a sacarme del super y dejar a papá solo comprando. De hecho luego cuando papá salió, me vió casi morado y con dificultad para respirar. Todo esto fué porque yo quería coger cesta para hacer la compra y papá y mamá no porque solo íbamos a comprar un par de cosas. Entrar y salir como dicen ellos.

La de la playa es la más reciente y fue una tarde que fuimos con mi tía y mi prima. A mi prima la quiero mucho pero, tampoco saben porque, cuando nos íbamos a casa ella me tenía que llevar por la pasarela fuera de la playa, y empecé a gritar que no quería, que quería que me sacase mamá (esto no podía ser porque mi tía y mi mamá iban cargadas con las bolsas, toallas y sillas). Mamá lo pasó fatal porque pensó que mi comportamiento podía dar lugar a que la gente pensase que me estaban raptando o algo peor.

Todas estas situaciones han hecho que papá y mamá estén tristes porque se ven superados, porque ven que  los abracitos y los besitos ya no “sirven”, y eso me pone triste. También reconozco que todos dicen que en estas edades esas rabietas son normales, pero aunque lo sean, no me gusta ver a papá y mamá así

Vaya parece que papá se ha levantado y quiere escribir algo. Os dejo con él.

Solo quería comentar una cosa. El otro día estaba en el baño haciendo mis necesidades y Jordi entró a lavarse las manos. Es muy alto y ya llega el solo al lavabo. Me dijo: “papá ya soy mayor y llego yo solo”. Yo le dije con lágrimas en los ojos: “Jordi no crezcas, se siempre así. ¿Para que quieres crecer y hacerte mayor?”. Él me contestó: “para poder cuidaros”. Me quedé helado y cada vez que recuerdo eso se me saltan las lágrimas, como ahora mismo.

Bueno, un saludo a todos/as y en especial a todos los blogueros y blogueras que en ese momento de bajón me animasteis y me disteis consejos. Gracias de corazón

pataleta