El final del verano

Hace tiempo que no veo a papá acercarse por aquí. Le he preguntado y me ha dicho que no sabe “de qué” o sobre lo que escribir. Se que papá tiene muchas cosas en la cabeza (de todo menos pelo), y que es posible que haya descuidado el blog, pero pienso que de algo debe escribir. Le dije:”escribe del verano”. La verdad es que pensé, y si que podría escribir algo sobre “su” verano. Así que vamos allá.

El principio del verano, como ya sabéis, empezó con la dichosa “Operación Pañal”. Obligados por la pronta entrada en el cole, papá y mamá decidieron darme ese “empujoncito” a ver si conseguía librarme de ese incómodo pañal. La verdad es que fué bien y siempre recordaré las risas de papá un día que me hice encima. Os lo cuento. Papá estaba leyendo en el comedor y yo estaba en mi habitación jugando. Yo iba en pelota picada y llevaba solo una camiseta de tirantes que me llegaba por las rodillas. No se oía nada, y de repente, digo: “papáááááááááááááááááá´”. Y papá contesta: “¿qué pasa cariño?”. Yo le digo: “me he hecho caca encima”. Papá se levantó corriendo, y llego donde estaba yo. Imaginaros la escena: yo de pié, abierto de piernas sin moverme y entre mis pies dos mojones del 15. Papá nada más me vió se moría de la risa y siempre recordaré que me dijo: “Jordi, pareces Gary Cooper en “solo ante el peligro”. Siguió riéndose mientras me limpiaba a mí y al suelo.

Otra de las cosas destacables de este verano es que he ido mucho a la playa y estoy muy morenito. Ya no estoy blaaaaaanco como la leche como decían papá y mamá. Pero lo mejor es que mi primo que vive en England, ha venido 15 días de vacaciones. Yo soy muy efusivo, y los primeros días no lo dejaba ni a sol ni a sombra, y por ser tan empalagoso, llego el fatal día en que mi frente se comió un pedazo de la mesa. Consecuencia: 1 punto en la cabezota. Deciros que no os alarméis, que estoy bien y fué más el susto que otra cosa o que el daño físico. La que salió más mal parada fue la mesa, que me cargué un trozo del cabezazo que le dí.

Bueno y a día de hoy sigo esperando con emoción el 11 de Septiembre porque ahí empezarán mis aventuras en………el coleeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee.

Espero que acabéis de pasar bien el verano, y que el calor haya sido benevolente con todos y todas vosotros/as, y hasta la próxima entrada, miles de besitos que os tendréis que repartir.

PD: Lo de la mesa es broma. Le di un buen cabezazo pero ella pudo conmigo.

verano-2017

Anuncios

Pon un árbol en tu vida

Hola. Hoy supongo que todos/as escribirán sobre San Valentín y esas cosas. Pues yo no porque me apetece escribiros sobre otras cosas. Además, como dice papá y mamá: “San Valentín tiene que ser los 365 días del año. Vamos pues a plantar árboles.

Hace unos meses, papá leyó una entrada del blog de “Mamá resiliente”, en la que hablaba sobre el hacer caca. Como sabéis yo tengo 2 años y medio y este año empiezo a ir al cole. Es típico (que no normal), el que te empiecen a decir: ¿Ya pides caca?¿Todavía no haces caca en el poti (orinal)?, y cosas así. En el blog comentaba que todo tiene que ir al ritmo que marque el peque, no los demás. Yo todavía no estoy preparado, así que papá me contó una historia. Más o menos es así:

P – Jordi, ¿verdad que te gustan los pajaritos?

J – Sí papá mucho.

P – Te voy a contar una cosa. Cuando vamos al váter y hacemos caca, el mojoncillo que cae, cuando tiramos de la cadena y se va, hace que salga un árbol. Y, ¿donde viven los pajaritos?

J – En los árboles.

P – Y ¿verdad que quieres que todos los pajaritos tengan casa?

J – Siiiiiiiiiiiiiiiiiii.

P – Entonces tú también puedes ayudar haciendo caca en el váter.

J – Siiiiiiiiiiiiiiii.

Tras esta conversación sigo haciendo caca en el pañal. Es que yo tengo que ir a mi ritmo. ya lo pediré.

Lo gracioso es que vivimos cerca de un parque, y el otro día pasamos por delante y habían unos hombres plantando árboles. Yo me acerqué a dos de ellos y les pregunté: “¿Estáis plantando árboles?”. De pronto el rostro de papá se transformó en un rostro como si hubiese visto a un fantasma. Seguimos paseando y pensé: ¿Acaso creía papá que iba a contarles el secreto de la caca en el váter y los árboles que se plantan?.

Por cierto, me ha dicho que más adelante me contará como plantar pinos.

Muchos besitos y hasta la próxima y para quienes lo celebréis, FELIZ SAN VALENTÍN.

plantararbol