3 años ya (2ª parte)

Vamos con la segunda parte contratante de la primera parte……..noooooo esto no es una  peli de los grandísimos Hermanos Marx. Es la segunda parte de mi cumple.

En la primera os hablé de como fué en casa de mis abuelos paternos, y ahora os contaré como fué en mi casa y en casa de mis abuelos maternos.

Como algunos y algunas habrés visto en IG, allí papá puso una foto de la tarta de lacasitos que me hizo. Esa era para nuestra casa y para la de los abuelos. Yo estaba padeciendo de no poder hincarle el diente. Tenia una pintaza.

En mi casa fué más o menos un día normal. Me levanté, fui a los columpios, jugué con los regalos de mis tíos, hasta que llegó la hora de comer. Comimos, pero yo lo que esperaba con ansia era el momento después de la fruta. Ese momento, por fin llegó, y pude saborear esa deliciosa tarta. Antes, me dieron dos regalos. Mis papás son más de regalar poco pero instructivo. Dicen que si me regalan muchas cosas, enseguida pierdo el interés por ellas, así que me regalaron un libro 3D de la selva con sus animalicos y un juego de sellos de letras (con sus tampones para crear palabras). La verdad es que me encantaron, aunque sigo esperando la moto (jejeje). Tras esto tocó soplar la vela (un 3 enorme), y saborear la tarta. Me puse “morao” o mejor dicho “chocolateao”. Me puse de nocilla hasta en la nariz. Yo quería un trozo grande, enorme, big, pero mamá me dijo que no tenía que abusar, que si no no quedaría tarta para los demás.

Por la tarde papá se fué a currar y fuimos a casa de los abuelos maternos. Allí haciéndome el tontito, volvía a merendar otro trozo de mi tarta. Mis abuelos me dieron dineritos para la hucha, y mi tía me regaló un bañador de la patrulla canina con su respectiva camiseta. Muy chulos por cierto y que me pondré nada más empecemos a ir a la playita.

Fueron dos días muy chulos rodeado de la gente que quiero, aunque me faltó mi primito que está en Londres, su papá y su mamá, pero que me felicitaron vía videollamada. Me alegré muchísimo, pero me hubiese gustado más que estuviesen aquí. Espero que este verano puedan venir. Ese fué mi deseo al soplar las velas.

Bueno, pues esto fué todo. ¿No creéis que se debería celebrar el cumple todos los días?¿Todos los días una tarta de lacasitos?.

Besitos.

PD: papá me dijo que este verano, si viene mi primo de Londres, haremos cupcakes de nocilla, para celebrar con él mi cumple jijijiji.

aniversio_pag_skydivelillo

 

 

Anuncios

El mejor regalo para papá

Se acerca ya el día de papá o mejor dicho de todos los papás, y como todos los años hay que buscar un regalito (consumismo de las narices). Yo soy muy pequeño para ir a comprarlo, además no tengo dinero. Se que cuando se acerca el cumple de papá, mamá siempre le pregunta sobre cosas que le puedan gustar de manera subliminal (para que no se de cuenta). Pero el cumple es una cosa, y el día del papá, es otra cosa.

Yo solo he podido celebrar un día del papá porque solo tengo dos años, y recuerdo que en el primer cumple, mamá me cogió de las manos, me las puso sobre unas láminas de goma eva y dibujo sobre las mismas las siluetas de mis manos. Luego dibujó 2 veces las letras P y A. Recortó las siluetas y las letras y compró un cuadro pequeñito. En él las pegó. Yo no entendía nada, pero si que se que llegado el 19 de Marzo, se lo dimos a papá envuelto en un papel muy chulo, y él al abrirlo se puso a llorar y me llenó de abrazos y besos (para mamá también hubo, no sea cosa que me coja celos).

Ahora que ya me voy enterando de algo y me fijo mucho más, ya se cuales son los mejores regalos que le puedo hacer. Os paso a comentar algunos:

  • A mi papá le gusta cocinar, y de hecho casi siempre es él el que cocina en casa (y mamá y yo encantados oye). Cada vez que cocina algo, y me lo como todo, esa sonrisa de “qué bueno estaba papá”, es uno de los regalos que más le gustan.
  • También cuando me siento a su lado, y me empieza a contar un cuento y se me cae la baba oyéndolo, o cuando contamos el cuento entre los dos, ese es otro regalazo para él.
  • Cuando me está cambiando el pañal y me hace cosquillas en la barriguita, o me hace “petorrillos” en el cuello, o cuando me coje al aire y me lleva volando como si fuese supermán y nos reímos los dos juntos. Esos son los regalos que le gustan.

En resumidas cuentas papás, mamás y amigos/as lectores/as, el mejor regalo que puede recibir un papá el día del papá (y cualquier día del año), es el cariño de su hijo.

Es un poco pronto para lanzar este post, pero es que papá no paraba de decirme: “vamos vamos a escribirlo no sea cosa que me olvide”. Y yo pensaba: “¿a tí se te va a olvidar un post así?”.

Disfrutad de ese día con vuestros hijos, de su cariño, de su inocencia y, por supuesto no solo ese día.

Nos leemos pronto. Besitoooooooooooooos

4fd29e4358e03c2576ec1dcc79b273bb