La caja de los besos

Todos y todas tenemos nuestros momentos. Momentos en los que estamos super bien y momentos en los que no tanto.

Casi a punto de cumplir los 3 añacos, estoy en esa época que te pones sensible por cualquier cosa a la par que también a veces te trastornas por otras. Papá y mamá muchas veces no entienden el porqué de estos cambios de humor. Yo pienso que es normal que se sientan confundidos porque no venimos con un libro de instrucciones debajo del brazo (ni con un pan como dice mucha gente).

Todo esto viene a cuento porque hoy mamá me ha duchado y papá me ha puesto la cremita y el pijama. Siempre que papá me pone la cremita, me masajea las piernas y los brazos y me hace cosquillas, y como le digo literalmente: “Eso me mola”. De hecho siempre quiero que sea él quién me ponga la crema hidratante. Pues bien, hoy antes de acostarme y contarme un cuento, le he dicho: “papá voy a darte un abrasito y un besito”. A papá se le han iluminado los ojos, y yo le he dicho: “no te quites el besito ¿eh?”. Papá me ha respondido lo siguiente: “No. No me lo voy a quitar, al contrario. Voy a guardármelo en la caja de besos que tengo”. Yo no sabía que es eso, pero papá me lo ha explicado.

Yo a veces cuando me dan rabietas y me dan un beso, me paso la mano por la mejilla y digo: “ala, ya me he quitado el besito”. Por esto papá me ha contado que tiene una caja para besos, y que justamente está donde el corazón. Me ha dicho que cada vez que le doy uno se los guarda ahí, y eso le ayuda a seguir. Entonces le he preguntado: “Papá, ¿yo también tengo una?”. El me ha dicho que sí, y que está en el mismo sitio que la suya, pero en mi cuerpo (claro está).

Así que después de esto, he decido que todos los besos que me den, los guardaré en mi caja de besos, así cuando esté triste, o me de una rabieta echaré mano de ellos para sentirme mejor.

Y vosotros y vosotras, ¿también tenéis una caja de besos?. Ya me contaréis.

Besitos

caja de besos

 

Anuncios

El mejor regalo para papá

Se acerca ya el día de papá o mejor dicho de todos los papás, y como todos los años hay que buscar un regalito (consumismo de las narices). Yo soy muy pequeño para ir a comprarlo, además no tengo dinero. Se que cuando se acerca el cumple de papá, mamá siempre le pregunta sobre cosas que le puedan gustar de manera subliminal (para que no se de cuenta). Pero el cumple es una cosa, y el día del papá, es otra cosa.

Yo solo he podido celebrar un día del papá porque solo tengo dos años, y recuerdo que en el primer cumple, mamá me cogió de las manos, me las puso sobre unas láminas de goma eva y dibujo sobre las mismas las siluetas de mis manos. Luego dibujó 2 veces las letras P y A. Recortó las siluetas y las letras y compró un cuadro pequeñito. En él las pegó. Yo no entendía nada, pero si que se que llegado el 19 de Marzo, se lo dimos a papá envuelto en un papel muy chulo, y él al abrirlo se puso a llorar y me llenó de abrazos y besos (para mamá también hubo, no sea cosa que me coja celos).

Ahora que ya me voy enterando de algo y me fijo mucho más, ya se cuales son los mejores regalos que le puedo hacer. Os paso a comentar algunos:

  • A mi papá le gusta cocinar, y de hecho casi siempre es él el que cocina en casa (y mamá y yo encantados oye). Cada vez que cocina algo, y me lo como todo, esa sonrisa de “qué bueno estaba papá”, es uno de los regalos que más le gustan.
  • También cuando me siento a su lado, y me empieza a contar un cuento y se me cae la baba oyéndolo, o cuando contamos el cuento entre los dos, ese es otro regalazo para él.
  • Cuando me está cambiando el pañal y me hace cosquillas en la barriguita, o me hace “petorrillos” en el cuello, o cuando me coje al aire y me lleva volando como si fuese supermán y nos reímos los dos juntos. Esos son los regalos que le gustan.

En resumidas cuentas papás, mamás y amigos/as lectores/as, el mejor regalo que puede recibir un papá el día del papá (y cualquier día del año), es el cariño de su hijo.

Es un poco pronto para lanzar este post, pero es que papá no paraba de decirme: “vamos vamos a escribirlo no sea cosa que me olvide”. Y yo pensaba: “¿a tí se te va a olvidar un post así?”.

Disfrutad de ese día con vuestros hijos, de su cariño, de su inocencia y, por supuesto no solo ese día.

Nos leemos pronto. Besitoooooooooooooos

4fd29e4358e03c2576ec1dcc79b273bb