Jordi is coming

Cuanto tiempo ¿no?. La verdad es que a papá parece que le ha vuelto a entrar el gusanillo de la escritura, y se ha decidido a retomar el blog, lo que no se es con qué periodicidad. Pero bueno, al menos lo volverá a retomar, que ya es algo.

En la última entrada os hablé de mi 4º cumple, y desde Junio ha llovido mucho, así que, ya os iré contando. Espero que estéis ahí.

Besitos y hasta dentro de……………nada.

winter-is-coming

Mi 4º cumpleaños

Lo estuve meditando con papá y pensé que podía ser un buen momento escribir algo por mi cuarto cumpleaños.

La verdad es que papá ya no escribe. Aún recuerdo cuando, un día tras otro, encendía el pc y se ponía a teclear sin dejar de perder de vista la pantalla. Le salían las palabras por sí solas (bueno tecleándolas), y molaba, porque tenía la ilusión de que cuando fuese mayor iba a tener una recopilación de mis primeros años de vida, pero escritos. No tengo duda que tendré esa recopilación, solo que habrá unos años o meses en blanco.

Bueno, a lo que vamos. Papá siempre dice que lo que más le enorgullece de mí (lo que más le mola), es que siempre quiero ayudar, nunca puedo ver a nadie llorar, soy  muy cariñoso, y muy inteligente. Ah! y una cosa que le tengo que preguntar es algo que dice siempre: “Jordi me has enseñado mucho”. ¿Yo?¿un niño de 4 años?. Algo me comentó una vez y se refería a lo de jugar, ver hormiguitas, pisar charcos, hacer preguntas que aunque parezcan simples cuando somos adultos, realmente tienen su sentido. Yo me quedé con cara de……….¿pero qué dices?.

Yo simplemente soy como soy, y no soy consciente de esas cosas. Lo que tengo claro es que no cambiaría a papá y mamá por nada del mundo. De hecho, ayer por la noche le dije a mamá: “el papá es la nostra perla ensucrada”. Para los que no lo entendáis es una manera de decir que quieres muchisisisisisisisismo a una persona.

Muchísimas gracias por todas las felicitaciones recibidas, y de los regalos no os digo nada porque, mi regalo es tener a papá y mamá todos los días para mí solo. Entre nosotros, os lo digo en voz bajita para que no se entere todo el mundo: ” me regalaron un barco pirata, un coche pequeñito de batman (papás) y una caja de lego con mogollón de piezas (que me llegó desde Inglaterra con mucho cariño de mis tíos y primos que viven allí) , y……………me parece que todavía queda algo más. Ya os contaré. Os dejo un poquito con papá que os quiere decir algo. Muchos besotes para todos y todas y os los repartís.

Hola soy el papá de Jordi y por fin ha soltado el teclado, así que os diré poco más porque él ya os lo ha dicho todo. Ayer cumplió 4 años y cada vez que veo una foto que le hice a los pocos meses de nacer, que tenemos en el comedor, me entra tristeza y alegría a la vez. Tristeza porque no me gustaría que creciese, pero se que es ley de vida, y alegría porque creo que lo estamos haciendo bien, y será un gran hombrecito con unos valores muy grandes.

Bueno saludos a todos y a todas, y gracias por estar ahí en las redes sociales, que por aquí ya nos vemos poco.

4

Lista de la compra

Cada vez que lo pienso todavía me estoy riendo. Veréis. El otro día, mi chica estaba haciendo la lista de la compra, y como Jordi es como es, nada más verlo se fué corriendo a decirle: “mamá, mamá, quiero ayudarte”. Ella ya había escrito algunas cosas, y él quería acabarla. Obviamente no sabe escribir palabras, pero sí letras, así que mi chica le dijo: “venga yo te iré diciendo las letras, y tu escribes las palabras de lo que hay que comprar”.

La lista estaba prácticamente acabada y solo quedaba por apuntar un par de cosas: avellanas y dátiles para hacer unas galletas de Juan Llorca que le gustan mucho. Dicho y hecho. Mamá empieza a decirle: A -V- E-L-L-A-N-A-S. Y él lo escribió rápidamente (obviamente a su manera sin respetar espacios y tamaños). Cuando acabó vino corriendo a mí y me dijo: “papá, papá ya he escrito lo que falta por comprar”. Miro la lista y veo que en lo que había escrito ponía: “Avell1anas”. No no os preocupéis, lo estáis viendo bien, pone: “Avell1anas”. Entonces le digo: “Jordi, ¿a qué viene ese número ahí en medio?”. Él me contesta: “es que en lo que hay escribido antes, hay un 2”.

Seguro que no entendéis nada, pero, si os digo que mi mujer cuando hace la lista de la compra y pone que hace falta agua escribe esto: H2O. ¿Lo entendéis ahora?. Jordi me decía que como mamá había puesto un 2, él ponía un 1, y además lo puso más o menos al centro de la palabra como el 2 del H2O.

Si es que este Jordi no para de sorprenderme.

familia-con-dos-niños-con-la-cesta-de-compras-15512299

Jordi se hace mayor

Antes de que empecéis a leer nada, deciros que el que escriba esta entrada no quiere decir que vaya a seguir con el blog. Simplemente el otro día tuve una conversación con Jordi, y me pareció tan bonita que me he decidido a escribirla, más o menos.

La situación fue la siguiente. Todo vino a raíz de explicarle que las personas cumplimos años, y cada año que pasa nos hacemos más mayores, hasta que llegamos a viejecitos.

No se me ocurrió otra cosa que contarle que cuando nos hacemos viejecitos, es como si volviesemos a ser bebés. Le dije que a él le enseñamos a caminar, a comer, a dibujar, a hacer pipí y popó, a limpiarse, a sonarse los mocos, etc,  y que nosotros siempre estamos ahí para enseñarle y ayudarle. Al decirle que nosotros cuando nos hagamos viejecitos, a veces se nos olvida como se hace pipí o popó, o comer, o muchas otras cosas, incluso que nos hacemos pequeños (nos encorvamos algo), él se puso a pensar. Vió que se me ponían los ojos llorosos, y mirándome y acariciándome me dijo: “tranquilo papi, yo cuando sea mayor os ayudaré a hacer esas cosas”.

Dicho esto, me puse a llorar como un imbécil, y pensé que lo estamos haciendo bien con él, que independientemente de lo que haga cuando sea mayor, sabemos que será un buen hijo.

Y como ahora se me están volviendo a saltar las lágrimas, lo dejo aquí. Que paséis unas felices fiestas y a todos/as los/as que tengáis peques, disfrutad de ellos porque se hacen mayores a la velocidad del rayo.

poemasabuelos-p

“La cara oculta de la crianza” by Cristian Arenós

La verdad es que no se por donde empezar de tantas cosas que me ha sugerido la lectura de este libro. Un libro que me tocó en unos de tantos sorteos en los que participo. La persona que lo sorteaba era http://www.laopiniondemama.blogspot.com.es. Ella también lo ha leído y aquí están sus impresiones: http://laopiniondemama.blogspot.com.es/2017/12/la-cara-oculta-de-la-crianza-libro.html

 Tuve la suerte de que me tocase y de él os voy a hablar. Antes de empezar, si que quería advertir dos cosas:

  1. Respeto todas las opiniones, pero algunas no las comparto
  2. Si piensas tener un hijo, evita leerlo

Hay una frase que dice: “todo hombre debe plantar un árbol, tener un hijo/a y escribir un libro”. Siempre me ha parecido una chorrada, y ahora más que nunca.

Bueno, al turrón, que me lio. Un libro, al igual que una canción por ejemplo, tiene que transmitir. La canción la transmite el cantante, con sus gestos, entonaciones, etc, pero un libro. Un libro es más complicado porque depende del tipo de lenguaje que uses.

Este libro, para mí, utiliza un lenguaje complicado, enrevesado y a veces, difícil de entender. Es un libro pequeño, y he de decir que libros más gordos me han costado menos de leer. Un capítulo tras otro cuenta ” en tono de humor”, la cara B de la crianza (como en los discos). Lo que no ha tenido en cuenta que a veces hay caras B que son mejores que la A.

Debo ser muy raro porque si el libro está escrito en clave de humor, a mi no me ha hecho ninguna gracia. Comparar a una persona sin hijos como una moto, y cuando tienes hijos pasas a ser un coche enorme, llamar a tu hijo gallo (por las lloreras y porque te despierta), un capítulo llamado “el ministerio del destajo”, y otras tantas lindezas, que hace muy difícil la lectura.

No quiero alargarme, así que concluyo. La crianza tiene sus cosas buenas y sus cosas “inevitables”, y las dos van unidas. Cada uno es libre de querer tener hijos o no y creo que esta lectura condiciona al “no”.

Para finalizar le diría dos cosas al escritor:

  1. Un bebé no sabe valerse por sí mismo, así que es obvio que tienes que estar las 24 horas pendiente de él, y
  2. Si tus padres hubiesen pensado como tú, ¿crees que estarías aquí?

Se que me van a caer garrotazos por todos lados, pero esta es mi opinión sobre el libro. Podrá gustar o no, se podrá compartir o no, pero es lo que hay.

Saludos a todos y todas y esta si es la última vez que escribo en el blog.

PortadaCrianza-800x445

Carta a los reyes magos

Esta tarde cuando hemos acabado de comer, tranquilamente he cogido el catálogo de lidl (publicidad gratuita), y he empezado a ojearlo. Obviamente me he ido directamente a la parte de los juguetes, porque el resto solo les interesa a papá y mamá.

Hay cosas muy chulas, de madera, que me encantan. Así que me he ido directamente a la página del final, donde ¿sabéis que había?. La carta a los reyes magos. Le he preguntado a papá si podía escribirla. Me ha dicho que sí. Yo, ni corto ni perezoso me he ido a buscar un boli (todos saben que los mayores escribimos con boli y no con lápiz. Imaginaros que los reyes cogen la carta y la ven escrita a lápiz. ¿Qué pensarían?. Pues que la ha escrito un pequeñajo). Una vez he cogido el boli, he empezado a escribir. Quiero que me traigáis una cocinita, un supermercado, una caja registradora……..Al cabo de un rato he pensado: “necesito una carta más grande”. Pero se me ha encendido la bombillita y he dicho a papá y a mamá: “¿Os pido algo a vosotros?”. Papá me ha pedido un jamón, y me he echado a reir. Le he dicho que se tenían que pedir juguetes. Él me ha dicho que se podía pedir cualquier cosa y que le apetecía un jamón. Lo he apuntado. Mamá no me ha dicho nada porque no sabía que pedir y además se estaba partiendo de la risa (esto último no se porque).

Bueno y hasta aquí lo que os puedo contar, que tampoco quiero daros mucho la chapa para no aburriros.

Otro día os contaré como hemos plantado el árbol (que no un pino porque eso papá me ha dicho que se hace en el wáter), y más cositas. Permanezcan atentos y atentas al blog.

IMG_20171201_161929

#VDLN: En este mundo de…….

La verdad es que me había planteado no participar más en cosas de otros blogueros, pero esta me parece chula, porque además de conocer nuevos cantantes y grupos, conoces también un poco de los gustos musicales de otros compañeros/as blogueros/as. Así que visto como está el país me han venido a la cabeza dos temas muy chulos (al menos para mí). Espero que no os desagraden. Ahí van.

El primero es un tema del nuevo trabajo de Vetusta Morla, y se llama “Deséame suerte”. El video realmente es sencillo a más no poder, pero ojo a la letra que tiene su cosa. Vivimos en un mundo donde la ley está de lado del más fuerte, donde los violadores son las víctimas y la persona violada la culpable, donde la gente que roba y tiene poder se va de rositas y por el contrario sobre el honrado es sobre quien recae el peso de la justicia, un país donde limitan la ley de expresión a través de la fuerza, un país donde es más grave querer opinar que haber estado al margen de la ley. ¿De verdad queremos un país así?. Está en nuestra mano cambiarlo. Disfrutadla

Y después del cabreo viene la calma con L.A (Luis Albert Segura). Mallorquín y lider de uno de los grupos más importantes del panorama indie español. De su nuevo trabajo “King of beasts” (Rey de las bestias), nos trae su idea de ¿dónde van los ángeles? (Where the angels go?). Y no os digo más, solamente que me gustaría ir donde van ellos. Disfrutad de la música y del pedazo de fotografía que tiene el vídeo (a mi parecer se merecería un oscar).

Bueno chavalería, a ver si hay un próximo #VDLN………o no.

El hombre que habla en inglés

Que título más raro para una entrada en el blog ¿no?. Tranquilos que tiene una explicación, como casi todas las cosas.

Este post lo voy a escribir en primera persona y no a través de mi peque. Es tan bonito lo que ha pasado hoy, que no quería dejar pasar la ocasión de escribirlo para que el peque lo recuerde y vosotros que me seguís me deis vuestra opinión.

Muchos de vosotros y vosotras sabréis que voy a la escuela oficial de idiomas a estudiar inglés y que además por las tardes trabajo a media jornada como cartero.

Para poder practicar el listening (escuchar) de inglés, todos los días después de comer, más o menos sobre las 15:30, escucho y veo un programa de la BBC, en el que el presentador habla bastante rápido y eso me sirve para entrenar el oído. Pues bien, últimamente a Jordi le ha dado por tocar el tambor cuando lo estoy viendo. He hablado con él y he intentado hacerle entender que si hace ruido, no puedo entender lo que está diciendo el presentador. Él ha seguido haciendo ruido y yo he apagado la tele, porque no tenía sentido para mí seguir viendo algo de lo que no me estaba enterando.

Al apagar la tv, Jordi ha montado en cólera. Decía, o mejor dicho gritaba: “papi no apagues la tele que quiero ver al hombre que habla en inglés”. Yo obviamente no iba a ponerlo por dos motivos: estaba a punto de irme a trabajar y el programa se había acabado. Jordi seguía llorando y gritando como si estuviese poseído por algún ser maligno.

Yo me iba a trabajar, y me daba mal rollo dejarlo en ese estado con Bea. Pero tenía que irme. No podía esperar. Había intentado calmarlo diciéndole que el programa se había acabado ya y hasta mañana no lo volvían a hacer. Ha sido inútil. Seguía como poseído pero esta vez gritaba: “no te vayas papi, no te vayas”.

Le dije a Bea que me mandase un wassap diciéndome si al final se había calmado o si seguía en sus 13. Cuando salía con el coche dirección a mi primer pueblo de reparto, me ha llegado al wassap un vídeo de Jordi, en el que él mismo me decía que ya estaba tranquilo. Eso me tranquilizó a mí también (valga la redundancia).

Cuando he llegado del trabajo, estaba en la mesa con su mamá cenando. Mientras cenaba, Bea me ha dicho que ha hablado con él y que le ha dicho con sus palabras, que se había puesto así porque se sentía mal por no haberme dejado ver al hombre que habla en inglés. Esa es la primera lección que me ha dado. Con 3 años y se sentía mal porque no había dejado ver a papá algo que era importante para él. Pero ahora viene lo mejor. He hablado con él de nuevo y le he explicado que tenemos que trabajar para ganar dinero y que si no ganamos dinero, nos quedaríamos sin piso y tendríamos que vivir en la calle.

La respuesta que me ha dado me ha dejado helado, y ojo que solo tiene 3 años. Me ha dicho: “tranquilo papá, os puedo ayudar con lo que tengo en la hucha”. Ahí nos hemos derrumbado los dos, y esa es la segunda lección que nos hemos llevado.

En definitiva, Jordi es un hijo de 10. Que, a veces tiene rabietas muy fuertes, si, pero que nos quiere con locura y nosotros a él. No se si lo estaremos haciendo bien, pero me gusta que a veces nos demuestre que tiene más conocimiento que nosotros.

Perdonad si esperabais un post escrito por él, pero espero que comprendáis que necesitaba escribir esto.

06d

Baby shark

Ya hace tiempo que no sabéis nada de mí ¿eh?. Es que a papá, o no tiene ganas o no se que le pasa, porque si que podría escribir cosas sobre mí para el diario. Parece que hoy se ha levantado con ganas de darle a la tecla, así que dejemosle a ver que cuenta. Me da que va a ser algo “pasado por agua”. Os dejo con él (pero le dicto yo, que conste).

Hace un mes, más o menos, empecé a ir a clases de natación. Papá recuerdo que me dijo una vez que era importante saber nadar e ir en bicicleta. Así que empezamos por el agua. La verdad es que al principìo estaba emocionado y tenía unas ganas horribles de ir y aprender, pero a medida que iba llegando el primer día que tenía que ir, los huevecillos se me empezaban a subir a la garganta.

El día llegó. Previamente habíamos ido de compras para la ocasión. Elegí unas gafas muy chulas azules y un gorro lleno de tiburones dibujados (al gracioso de papá le ha dado por llamarme “baby shark”). A lo que ibamos, al primer día. Nerviosísimo de ver tanta cantidad de agua pero más tranquilo, porque había mucho nene y mucha nena.

Tenemos un monitor para 3 niños, y nos lo pasamos genial. Todavía no nos movemos como los peces pero con los pies ya hacemos mogollón de espuma, y los movemos cada vez mejor. Nadamos con un churro bajo los brazos (no penséis que son churros de mojar chocolate, son los llamados corchopanes), y nadamos de espalda y de crol, Ah!!!!!! y también hacemos la estrellita. Eso sí, papá ya me ha dado más de un rapapolvo porque siempre estamos un niño y yo dándonos con el corchopan y es peligroso porque podemos caer al agua y……………….¿si no nos ve el monitor que?.

Yo como soy algo caguetas siempre cojo con una mano del cuello al monitor, y por eso está intentando que me quite esa manía. También sigo los consejos de papá, que me dice dos cosas importantes: que nunca deje de mover los pieses y que el cabezón cuando voy de espaldas que lo tenga mirando hacia el techo. Los dos me  han servido de gran ayuda, y ahora estamos practicando hacer la bomba (más o menos), y a coger aire y soltarlo bajo el agua.

Pues de momento eso es todo lo que os puedo contar sobre natación. Lo único que os puedo contar más es que papá ha estado pocho unos días por el fracaso de su intento de blog “Lost Dad”. Pero parece recuperado ya y va a centrarse en mi diario. De eso me alegro un montón, de lo primero no tanto.

Bueno que no me enrollo más. A todos los y las peques que me leéis y no vais a nadar todavía, un consejo: ¿a qué esperáis?.

Besitos y abrazos para todos y todas, y os los repartís que no se cuantos sois. Hasta pronto

un-bebe-bajo-el-agua-3248