Ascenso culinario

Todos y todas sabéis que a papá le encanta cocinar, y que yo le ayudo (soy su mini chef, por si no lo sabíais). El otro día quise demostrarle a papá que soy capaz de hacer una tortilla, para a ver si así me asciende a papiayudante de cocina. Él me contestó que sí, que se la hiciese.

Antes de seguir leyendo sería interesante que vieseis la foto del final del post porque tiene relación con lo que os voy a contar.

Primero le dije que necesitaba un delantal, porque lo primero en la cocina es la limpieza. Él fue a la cocina, cogió uno de los suyos, y como buenamente pudo, me lo puso. Me venía enoooorme, pero al menos no me ensuciaría.

Primero corté la cebolla y las patatas como hace él, y las dejé preparadas en un plato. Luego cogí los huevos (ojo que no los de papá), y los eché en el bol donde los batí con un poco de sal. Después puse a calentar el aceite (con la supervisión de papá), y cuando estaba caliente eché la patata y la cebolla. Dejé que se pacharan o pocharan o algo así (para que nos entendamos, las freí un poco). Una vez listas, con la espumadera las escurrí y las mezclé con el huevo. Guardé el aceite dejando un poco en la sartén para que la tortilla no se pegase (la verdad no se con quién se iba a pegar una tortilla), y eché el huevo con la patata y la cebolla. Removí un poco, y cuando ví que estaba cuajando le dí la vuelta sin que se cayese nada. Apagué el fuego y la dejé reposar. Luego cuando se atemperó, la pasé a un plato.

Papá me dijo que lo había hecho muy bien, y que me había ganado el ascenso muy merecidamente. Yo estaba super feliz y quise que mamá la probase primero. Me dijo que me había salido redondita y perfecta de sabor.

Este post se lo quería dedicar a todos y todas mis compañeros del curso del cdt de ayudante de cocina, y también a un enamorado y apasionado de la cocina que siempre pone unas recetas buenísimas en su blog. Va por tí Ximo Carrión, más conocido por Fentdetutto.

Espero que pronto nos volvamos a ver por aquí. Si no escribo antes, que paséis buenas vacaciones de Semana Santa.

PD: la dedicatoria la ha hecho papá ¿eh?.

Tortilla

 

Anuncios

“Mi primera vez”

Este sábado pasado fue mi primera vez. Si si, estáis leyendo bien, mi primera vez. Fue muy emocionante el tacto suave que notaba en mis manitas, la elasticidad, y tantas emociones que no se si voy a ser capaz de describirlas.

No se en qué estaréis pensado pillines/as, pero estaba hablando de cocinar. Papá me propuso este sábado pasado el hacer una pizza yo solo (bueno me ayudó un poquito), y por fin lo conseguí.

Era sábado por la tarde, y cuando acabamos de pasear volvimos a casa y estuve con papá haciendo una pizza. Yo hice una pequeña para mí, y papá hizo una grande para él y para mamá.

Empezó él, porque yo no se como hacer la masa (aunque lo he visto muchas veces hacerla), y mientras tanto yo estaba con mamá anotando el qué podíamos poner en ella. Yo dije: “tomate, cebolla, york, queso y también dije chocolate (pero me dijo papá que no podía ser, que otro día haríamos una dulce)”. Mi papá preparó todos los ingredientes y los puso en unos cuenquitos para que yo pudiese después ir montando mi pizza, a mi gusto. Él se puso a hacer la masa y cuando la tuvo hecha que ya no se pegaba en las manos, me pasó el bol y me dijo: “ánimo peque, ahora te toca a tí”. Amasó un poco delante de mí y yo con todas las manos blancas de la harina empecé a imitar lo que hacía. Una vez acabamos, la dejamos reposar y se hizo muy muy muy muy gorda y esponjosa. Me dió una pelotilla y él cogió otra. Los dos empezamos a extenderla en la bandeja, y una vez acabamos cogí el cuenco de la cebolla, el del york y el del queso y empecé a montarla. Quedó chulísima, y lo mejor es que estaba de rechupete.

Me está gustando eso de la cocina. Además, no se lo digáis a nadie, pero lo hice tan bien que papá me ha nombrado MINICHEF de la casa. Realmente no se lo que es, solo se que le ayudaré más veces en la cocina.

¿Vosotros también ayudáis a vuestros papás y mamás a cocinar?. Ya me diréis. Hasta pronto.

indice-pizzas

La vida de Jordi: “Cocinando con Jordi”

Recuerdo que un día hablando por twitter mi papá comentó que hacía unas croquetas de brócoli, y creo que fué “Madre superada” la que me dijo: “Queremos recetas de Jordi”. Papá y yo lo pensamos y nos pareció una gran idea, así que, a partir de hoy cada cierto tiempo pondremos una receta, de toma pan y moja o de chuparse los dedos.

De todos es sabido que los peques, como yo, no somos demasiado amigos de las verduras. Arggggggg solo de pensarlo me da repelús. Mi papá se las tuvo que idear para “camuflar” esas verduras y que me las comiese. Tened en cuenta que cuando somos peques, comemos más con la vista que con la boca.

A mí la pasta me encanta. Todo tipo de pasta. Eso si, con salsa bolognesa (carne picada, cebolla, y tomate frito). Un día a mi papá se le encendió la bombillita y tuvo una idea: hacer una “falsa bolognesa”. ¿Queréis la receta?, pues aquí va:

1 cebolla o puerro

1 zanahoria

Champiñones al gusto

Tomate frito de bote

Aceite y sal

Queso rallado

Macarrones o la pasta que más os guste.

Las cantidades no las pongo porque eso va a gusto del comensal. A unos les gustará con más zanahoria, o con más tomate frito…..como veáis.

Empezamos poniendo a calentar 3 cucharadas soperas de aceite en la sartén. Previamente habremos cortado muy fino la cebolla o puerro, la zanahoria y los champis. Cuando el aceite esté caliente añadimos toda la verdura a la sartén con una pizca de sal y la pochamos (que coja colorcito). Ojo con la verdura porque hay que ponerla de la siguiente manera: la más dura al principio y así sucesivamente hasta la más blanda. En este caso primero iría la zanahoria. Cuando llevase unos minutos añadiríamos la cebolla o el puerro y pasados unos minutos más, el champi. Cuando esté pochada la verdura (que chulada de palabra pochar, me recuerda a pocholadas jejejeje), añadimos el tomate frito probamos de sal y rectificamos. Cuando el tomate empiece a burbujear retiramos del fuego y reservamos.

Ponemos a calentar agua y cocemos la pasta según las indicaciones del paquete con una pizquita de sal nada más. Cuando esté, la escurrimos bien y la salteamos un poco en una sartén limpia con un poco de aceite. Esto es un JORDITRUQUI: SE SALTEA PARA QUE LA PASTA NO SE PEGUE.

Añadimos a la pasta el sofrito de verdura (falsa bolognesa), removemos y añadimos queso rallado. Sobre el queso rallado os diré que papá compra una cuña de semicurado y lo ralla él. Ha leído varios artículos sobre el queso rallado en bolsa, y de queso tiene poco, así que os recomiendo que lo ralléis vosotros. Se nota muchísimo la diferencia.

Bueno aquí os dejo unas fotos con los pasos para hacerla. A mí papá me la coló, probado con vuestros/as peques a ver si a quienes no les gusta la verdura se la podéis colar.

Besitos y hasta una próxima receta.

macarrones