Nombre clave: “Operación pañal”

Llevo dos días de perros. Desde ayer, nada más levantarme, mamá me quitó el pañal y me puso una camiseta que me llegaba por debajo de las rodillas. Según escuché, le dijo a mi papá que había que empezar la “Operación pañal”.

Al escuchar esto pensé que se referirían a una serie o a una peli del tipo: “Misión imposible”, “Rescate extremo” o alguna de acción. Pero claro, en el título iría la palabra “pañal” y obviamente no nos vamos a imaginar a gente como Rambo o Chuck Norris con pañal, ¿no?.

Como os imaginaréis, se referían a mí. Yo iba a ser el protagonista principal de esa “película”. Nada más quitarme el pañal me sentí más desnudo que el día que nací. Aunque llevaba una camiseta hasta las rodillas notaba como la pilila y los huevecillos iban a su libre albedrío. Yo todavía no controlo cuando me vienen las ganas de hacer pipí o popó, pero contradiciendo a lo que dicen los entendidos de que cada niño madura de una manera, papá y mamá han decidido hacer caso omiso de sus palabras y  pasar a la acción.

El primer día lloré, lloré, grité y grité, pataleé, e hice todo lo posible para que me volviesen a poner el pañal. Todos mis esfuerzos fueron en vano. Acabé yendo en pelotas.

En el comedor estaba relajado jugando cuando noté un bulto en el culo, y avisé a mamá. Vino corriendo y me cogió al aire y corriendo con el mojoncillo colgando del culete me llevó a la taza del wc y allí hice popó por primera vez. La peor parte de la llevó papá que tuvo que recoger un “regalito” en el comedor y limpiar.

Más tarde intenté aguantarme el pipí, no se porqué y estuve casi todo el día sin ir al baño. Consecuencia: al día siguiente por la mañana había meado tanto por la noche que el pipí se me salió del pañal y meé el pijama.

La verdad es que voy poco a poco pero parece que voy bien. Oí a papá y mamá que me decían que debía enseñarme a pedir pipí y popó porque cuando vaya al cole (este Septiembre), si me lo hago encima, la profe no me va a cambiar. Dicho esto, ellos se preguntaron: ¿No deberían ir los psicólogos a los coles a explicarles a los profes que cada niño/a madura de una manera distinta?. Entiendo en parte que no pueden estar todo el rato pendientes de quién se hace encima o no para cambiarlos y descuidar a los demás, pero entonces ¿qué solución habría?¿se os ocurre alguna para no estar todo el día en bolas por casa para ir a pedir pipí o popó?.

Hasta luego cocodrilos, besitos para todos y todas claro que sí.

pis pañal

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s